El tulipán siempre ha sido más valorado por su aspecto que por su aroma.

Aunque el tulipán es originario de Turquía e Irán es un símbolo de los Países Bajos ya que es donde se concentra la mayor producción a nivel mundial de estas flores.

A igual que la freesia, su forma de extracción es muy costosa porque tiene que realizarse desde el bulbo y no desde la flor. Cuando cortamos un tulipán, el bulbo absorbe su aroma, es por ello que se le llama ‘la flor fantasma’.

Su aroma es indudablemente floral, fresco y cremoso. Un fragancia deliciosa que combina a la perfección con otros componentes verdes y amaderados.


¡Recibe un labial de KEVYN AUCOIN de regalo!

¡Si te suscribes a nuestra newsletter y haces tu primera compra te regalamos un labial de KEVYN AUCOIN!