Establecer una buena rutina de afeitado es vital para tener una piel sedosa, firme, tonificada y rejuvenecida.

Afeitarse con prisas no nos deja tiempo suficiente para humectar de forma correcta el vello y limpiar e hidratar el rostro para evitar los cortes y la irritación. Y es que cuidar la piel antes, durante y después del afeitado es la clave para conseguir el cutis que todos deseamos.

¿Te gustan la textura de las cremas de afeitar o eres más de gel? Elijas lo que elijas, lo que tenemos claro es que además de humectar el vello antes y durante el afeitado, hay un paso imprescindible que no puedes saltarte: el after shave. Con él estarás calmando la piel, reparándola, protegiéndola, hidratándola y aportándole una protección extra frente a agentes externos.


¡Recibe un labial de KEVYN AUCOIN de regalo!

¡Si te suscribes a nuestra newsletter y haces tu primera compra te regalamos un labial de KEVYN AUCOIN!