La rosa, la ‘reina de las flores’.

La rosa, flor originaria de Persia siempre ha sido muy valorada tanto por su belleza estética, como porque desde hace siglos ha sido mencionada en poesías y entregada como regalo por ser un símbolo de amor, amistad, dulzura y pureza. 

En perfumería es un ingrediente muy apreciado y valorado considerado un clásico atemporal que nunca pasará de moda.

Dentro de las mil y una variedades de rosas que existen alrededor de todo el mundo, las más utilizadas en perfumería son la rosa damascena y la rosa centifolia.

Se trata de un ingrediente que realza todas las facetas de la composición de cualquier perfume resultando en una explosión olfativa de calidad, volumen y con mucha difusión.