Al perfumar tu piel con un perfume o fragancia amaderada, tu mente iniciará un viaje imaginario a lo más profundo de un bosque repleto de cedro, sándalo, pino...

Quien se perfuma con fragancias amaderadas, deja a su paso una estela que perdura en el tiempo.  Son perfumes con mucha fijación y difusión y muchos de ellos suelen ser estacionales. Son perfectos para llevar en otoño e invierno o para ocasiones y eventos durante la noche. Aunque también hay personas con personalidades arrolladoras, elegantes, seductoras y modernas capaces de defender a la perfección un perfume amaderado en cualquier momento.

Los aromas amaderados se acoplan a la perfección con otras notas olfativas como cítricas en 'Super 8' de Salle Privée, florales como en 'Orphèon' de diptyque  o especiadas como 'Cannabis' de (MALIN+GOETZ). 

¿Cuál es tu composición preferida?