Tratamientos de limpieza facial profunda

Tratamientos de limpieza facial profunda

¡Qué a gusto se queda la piel después de un tratamiento de limpieza facial profunda! Como cuando limpiamos el coche de arriba abajo después de un largo día en el campo...

Cada piel es un mundo, como quien dice, así que la frecuencia con la que nos hacemos limpiezas en profundidad varía en función de si la tenemos grasa, mixta o seca.

Si tú eres de piel grasa, es bueno que la limpies a fondo una vez a la semana y, si la tienes mixta, basta con una vez al mes; aunque, como ocurre con la medicina, las leyes de la cosmética tampoco son una ciencia exacta.

En general, con una limpieza facial profunda logramos dos cosas:

  • Eliminar las impurezas acumuladas en la piel por la contaminación ambiental, el maquillaje, el estrés...

  • Devolver a la piel la vitalidad, frescura y luminosidad perdidas.

¿Qué cosmético es ideal para conseguirlo?: ¡las mascarillas! Es el caso de la multipremiada Rescue Mask de EVE LOM, cuya arcilla absorbe el exceso de sebo acumulado en la piel.

También la norteamericana (MALIN+GOETZ) cuenta en su catálogo de cosméticos faciales con una mascarilla de estas características: su Detox Face Mask es capaz de penetrar en los poros de tal manera que elimina cualquier residuo, resto de grasa y maquillaje.

¡Recuerda!: aunque limpiemos la piel a diario como parte de nuestra rutina de belleza, es muy recomendable (y sano) dedicar varios días al año a hacerlo en profundidad.





¿A que te mereces siempre lo mejor?

Suscríbete a nuestra newsletter, que no cuesta nada, y te informaremos puntualmente de todas las novedades