El cedro es un árbol de gran tamaño (puede llegar a alcanzar los 40 metros) cuya madera contiene una esencia aceitosa muy aromática. 

Los perfumes cuyos ingredientes incluyen el cedro se caracterizan por un aroma amaderado, cálido e intenso, que combina a la perfección con otros componentes verdes, orientales y cítricos.  En la pirámide olfativa el cedro se suele encontrar en la base y es uno de los ingredientes con mayor permanencia, es por ello que se trata de uno elementos más usados en perfumería.

El aceite esencial de cedro se extrae de todas las partes del árbol, desde las raíces hasta las hojas, pasando por el tallo y el tronco.