Esta especia ha sido muy apreciada a lo largo de todos los tiempos y se ha usado en muchas aplicaciones: como tinte de telas, medicamento, aderezo de comidas y en cosmética y perfumería.

En perfumería son muchos los usos que se le han dado al azafrán; es un elemento importantísimo  en todas las fragancias especiadas y evoca recuerdos y aromas de Oriente, de la India y del Mediterráneo.

El azafrán es la especia más cara del mundo: se conoce como el oro rojo y puede alcanzar un valor en el mercado de hasta 30.000€ el kilo. El motivo de su precio es su complicado proceso de elaboración. Cada bulbo tarda 2 años en florecer y normalmente da una única flor. Esta flor crece muy bajita, muy cerca del suelo y tiene que recolectarse a mano y a primera hora de la mañana antes de que se abran y el sol o la lluvia las puedan estropear. 

Una especia que tiene valor por su propio aroma y por el largo, artesano y costoso proceso de producción. Cada vez que percibamos el perfume del azafrán pensemos en cuantas flores han tenido que ser cortadas antes del amanecer, para que podamos gozar de este perfume.






¡Recibe un labial de KEVYN AUCOIN de regalo!

¡Si te suscribes a nuestra newsletter y haces tu primera compra te regalamos un labial de KEVYN AUCOIN!