A pesar de que muchos la conocen como un ingrediente culinario, la albahaca se utiliza mucho en perfumería y posee un aroma herbal que aporta una frescura elegante y sofisticada.

Es una planta denostada y reverenciada, a partes iguales, por distintas culturas. Algunas leyendas africanas afirman que protege de la picadura de los escorpiones, hay tradiciones europeas que la asimilaban con el culto a Satanás y en la India se la considera una planta sagrada. En la antigua Grecia representaba el odio, la desgracia y la pobreza y, sin embargo, en Italia es símbolo del amor. En el pasado, las doncellas colocaban esta planta en la ventana para atraer el amor de los jóvenes. Difícil de creer que una misma planta reúna tantos amores y odios.

Su aceite esencial se obtiene mediante la destilación al vapor de agua de las hojas y de las extremidades en flor.

En perfumería supuso una revolución total, en principio, para los aromas masculinos; aporta el toque de frescor y la esencia herbal –supuso una alternativa a la lavanda-. Pero, desde hace décadas, también se utiliza para las esencias femeninas, sobre todo, para las fragancias herbales y afrutadas.



¡Recibe un labial de KEVYN AUCOIN de regalo!

¡Si te suscribes a nuestra newsletter y haces tu primera compra te regalamos un labial de KEVYN AUCOIN!