Perfumes y fragancias amaderadas

Al perfumar tu piel con una fragancia amaderada, tu mente iniciará un viaje imaginario a lo más profundo de un bosque repleto de cedro, sándalo, pino...

Por muy intensas o terrosas que sean, las fragancias amaderadas no son para un género en concreto. De hecho, ya casi nadie habla de masculino o femenino en el mundo de la alta perfumería.

Sí es cierto que, por lo general, los hombres optan más por perfumes cuyo aroma se extrae de la madera. De hecho, se suele asociar la robustez de los árboles a la masculinidad. ¿Lo sabías?

Sin embargo, también hay mujeres con una personalidad arrolladora, elegantes, seductoras, modernas... capaces de defender a la perfección un perfume amaderado (¡seguro que tú eres una de ellas!).

La realidad es que los gustos y hábitos han cambiado. Prueba de ello es que, cada vez más, hay fragancias pensadas para hombres con notas florales y viceversa; fragancias pensadas para mujeres creadas a base de musgo, pachulí o vetiver.

Sean para hombre o mujer, hay que reconocer que los perfumes amaderados tienen unas características muy distintas a las de las familias olfativas floral y cítrica, mucho más comunes y fáciles de defender.

Quien se perfuma con fragancias amaderadas, deja a su paso una estela que perdura en el tiempo. ABANUC ha seleccionado para ti las mejores, creadas por diptyque, BYREDO y Miller et Bertaux.







¿A que te mereces siempre lo mejor?

Suscríbete a nuestra newsletter, que no cuesta nada, y te informaremos puntualmente de todas las novedades