¡NUEVA PROMO! Consigue tu toalla-pareo por compras iguales o superiores a 55 €. ¡Hasta agotar existencias!

Un perfume para Gary Cooper, un metro noventa de hombre bueno y atractivo

Un perfume para Gary Cooper, un metro noventa de hombre bueno y atractivo

Rocío Rodríguez 14 de abril de 2019

¿A qué perfume olería hoy Gary Cooper, un hombre con un atractivo y encanto que, según decía Ingrid Bergman, "ninguna mujer que hubiera conocido a Gary Cooper podía dejar de enamorarse de él"?

Frank James Cooper, conocido como Gary Cooper, nació en Montana el 7 de mayo de 1901 y falleció a los 60 años en California. Actuó en más de 95 películas y ganó el Óscar en 3 ocasiones: la primera, por El Sargento York; la segunda, por Solo ante el peligro y la última, en reconocimiento de toda su carrera.

Hay una triste anécdota respecto a este último Óscar: Cooper ya estaba muy enfermo y, en su lugar, lo recogió su gran amigo James Stewart, que no pudo evitar derramar unas lágrimas al recibirlo. Gary Cooper encarnaba el prototipo del hombre norteamericano: normal, honesto e íntegro.

Un metro noventa centímetros de hombre bueno y atractivo. Era un reconocido republicano que tuvo grandes amigos con ideas muy distintas. Picasso o Ernest Hemingway formaban parte de este grupo. Cuando la época de la caza de brujas, y pese a ser requerido para declarar por el Comité de Actividades Antinorteamericanas, se negó a delatar a ningún compañero de profesión. Todo un ejemplo de integridad.

Comenzó en el cine de casualidad. Su padre -de ascendencia inglesa- llegó a ser juez de Montana y, como Cooper no daba muestras de ser un buen estudiante, le puso a trabajar en el rancho familiar. La habilidad que desarrolló Gary con los caballos le sirvió para comenzar en el cine, en películas del oeste.

Solo se casó una vez, con la actriz y aristócrata Verónica Balfe, con la que permaneció casado hasta su temprana muerte y con la que tuvo a su única hija: el gran amor de su vida. Pero en sus inicios tuvo una tumultuosa vida amorosa: Lupe Vélez fue uno de sus amores de juventud y cuentan las leyendas que incluso ella, celosa, llegó a dispararle con una escopeta cuando quiso terminar con su relación. Se le achacan romances con Marlene Dietrich, Grace Kelly, Barbara Stanwyck e Ingrid Bergman, quien dijo de él: “Ninguna mujer que hubiera conocido a Gary Cooper podía dejar de enamorarse de él”.

Solo una vez llegó a poner en peligro su matrimonio, cuando, durante el rodaje de El Manantial, se enamoró locamente de la actriz Patricia Neal y fue correspondido; pero él optó por continuar al lado de su esposa.

Nunca hizo de malo en ninguno de sus personajes: su cara de hombre bueno y sus dulces ojos azules se lo impedían. Entre sus títulos más destacados hay que reseñar: El Virginiano, El Sargento York, ¿Por quién doblan las campanas? -que forjó su amistad con Hemingway-, Adiós a las armas y la magistral Solo ante el peligro.

Cuando vemos a Gary Cooper, a este atractivo hombre de semblante tranquilo y profunda mirada azul, no podemos dejar de pensar a qué olería…

Yo le imagino con un aroma fresco y un poco picante, un aroma muy masculino y profundo: olor a limpio e intenso. Le imagino con la estela de un perfume como l'eau de parfum #3 -green green green and ... green- de Miller et Bertaux, para los que buscan el equilibrio entre el ser y el parecer: laurel, verbena, vetiver y jazmín de noche.

En privado, cabe que al Eau de Parfum "Mister Marvelous" de BYREDO, un perfume fuera de lo común, maravilloso, sí, a la vez que exquisito en todos los sentidos y con una capacidad singular de asombrar con su magnetismo.

O bien a l´eau de Parfum #2 –Spiritus/land de Miller et Bertaux, un perfume de puro incienso, especias, vapores de tabaco y jengibre. Una fragancia potente, intensa y amaderada. Así debía de oler el solitario sheriff Will Kane, que se enfrentaba solo a una banda de desalmados asesinos.

Gary Cooper es un actor inolvidable de una época dorada. Todas las mujeres nos hemos enamorado de sus hechuras de hombre atractivo, de sus intensos y dulces ojos azules, de la honestidad que emanaba de su persona El amor de generaciones de mujeres y la admiración de generaciones de hombres. Así olería hoy el Gary Cooper que perdura en nuestro recuerdo.




Comentar

¿A que te mereces siempre lo mejor?

Para estar al tanto de las promociones, novedades y esas cosas que te interesan, nuestra newsletter es lo mejor. Lo mejor de lo mejor.