Pasión por estrenar

Pasión por estrenar

18 de enero de 2018

Me encanta estrenar. Y me divierte saber que no soy la única y que es algo que todos tenemos en común, creo que sin excepciones.

Es alucinante averiguar que, incluso, se han hecho estudios para demostrar este gran fenómeno del que parece que nadie puede escapar. Y a ti, ¿qué es lo que más ilusión te ha hecho probar por primera vez?

Nos encanta cómo huelen los libros nuevos, el primer día de un viaje inolvidable, cortar las etiquetas de la ropa recién comprada, encender una vela perfumada por primera vez… Los copos de nieve en diciembre o los rayos de sol en primavera, el primer día de buen tiempo tras un largo invierno y anunciar oficialmente la vuelta de los tintos de verano.

El primer chapuzón en la piscina, incluso cuando el agua aún está fría. Nos encanta abrir un regalo. Y las manos que lo entregan. Y la mañana en la que abrimos todos los paquetes que nos han traído los Reyes Magos desde el lejano Oriente.

Y qué decir de la primera vez que vemos una película en la gran pantalla. O una actuación sobre un escenario en la Gran Vía. Nos volvemos locos cuando escuchamos una canción inédita. Y con la última uva que da la bienvenida a un nuevo año.

Nos encanta la nieve virgen y los caminos por los que nadie ha ido antes. Nos encanta lo único e irrepetible que hay detrás de cada estreno. Así somos.

Y es que estrenar es novedad, es expectación, es intriga… Es pensar, ¿a qué sabrá?, ¿qué sentiré?, ¿cuánto lo disfrutaré?, ¿cómo será?

Es como los primeros pasos de un niño que está aprendiendo a caminar. Eso es lo mejor de todo, que, sea lo que sea lo que estrenemos, es algo desconocido que está ahí únicamente para intentar sorprendernos.

… y pasión por reestrenar

Estrenar es como el paso de una estrella fugaz. Un momento único que no nos dejan volver a repetir. Una vez que se termina, solo podremos guardarnos el recuerdo de haberlo vivido. O eso dicen.

Pues no. Los inconformistas no se quedan ahí. A los más disfrutones también nos encanta recomenzar o experimentar, por segunda vez, aquello que nos ha sabido a poco.

Soy fan de las personas que leen su libro favorito una y otra vez, intentando no acordarse de cómo es el desenlace. Porque como alguien dijo: “Como si fuera la primera vez y, si cabe, mejor”.

Yo me incluyo entre los disfrutones. Vivo cada día como si fuese el primero, o el último. Al fin y al cabo, la ilusión y la intensidad deberían ser la misma.

Y por eso intento que, hasta mis rituales más rutinarios, sean un reestreno: echarme una de mis colonias favoritas cada mañana es un buen ejemplo de ello, me hace tanta ilusión como el día que me la regalaron.

A lo largo de mi vida he estrenado muchas cosas: vestidos, jerséis, pantalones, faldas, fragancias, maquillaje, teléfonos móviles, muchos teléfonos móviles; debido a mis pequeños despistes (ojalá hubiesen sido menos)… y hasta un coche y una casa.

Qué os voy a contar, una lista interminable de cosas que, con el paso del tiempo, no hace más que alargarse. Podría considerarme una persona con suerte, pero no precisamente por eso, sino por tener el privilegio de estrenar cosas que no alargan, sino que ensanchan esa lista: he estrenado amistades, experiencias únicas en las que he aprendido muchísimo y hasta una historia de amor. Y lo importante es que, estas cosas que ensanchan, además perduran.

Sin ir más lejos, el día de hoy es uno de esos estrenos que ensanchan. Hoy, 24 horas que pasan y que no volverán, y que de nosotros depende hacerlas inolvidables. Todo el tiempo encerrado en este jueves de enero tendrá su hueco en la Historia.

Hoy habrá muchas primeras veces: en el cine, en la televisión, en el teatro, en la música, en el arte… y en la vida de cada uno de los que formamos este mundo de locos. En el sitio más recóndito que podamos imaginar habrá alguien estrenando, incluso lo más insospechado.

Sin tener que dejar volar tanto a nuestra imaginación, hoy estoy de celebración, aquí y ahora, porque estreno algo con lo que me siento feliz y, además, puedo compartirlo con todos vosotros.

Puedo decir que tengo suerte. Y tengo suerte de poder decirlo. Estreno blog, estreno ideas, estreno ilusión, estreno muchas historias que aún no se han escrito. Solo puedo deciros que os preparéis para esta gran aventura y que espero que la disfrutéis tanto o más que yo.

Me iréis descubriendo poco a poco a través de todo lo que os quiero contar. Solo puedo deciros que… me define lo que me encanta.




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Otros artículos que pueden interesarte...

I love brunch
I love brunch

10 de octubre de 2018

¿Y si...?
¿Y si...?

03 de octubre de 2018

En los ojos del que mira
En los ojos del que mira

26 de septiembre de 2018

¿A que te mereces siempre lo mejor?

Suscríbete a nuestra newsletter, que no cuesta nada, y te informaremos puntualmente de todas las novedades