Pasado, presente, futuro

Pasado, presente, futuro

por Clara Estévez 14 de noviembre de 2018

Todos tenemos una fecha marcada en el calendario. En rojo, en amarillo, en azul o en cualquier color que destaque sobre el papel. Señalas ese momento que esperas impaciente cada vez que se acerca. Ese es el gran día. Tu gran día y el de todos los que te acompañan.

No son las populares fiestas nacionales ni los festivos, ni siquiera las deseadas vacaciones de verano. Eso es común a todos, pero... ¿qué hay de lo que nos diferencia? ¿Qué hay de aquello que nos hace únicos?

Cada uno tenemos nuestros números favoritos resaltados en la agenda. Y son solo nuestros. Son pasado, presente y futuro. Cumpleaños, aniversarios y otros días que, en algún momento de nuestra vida, comenzaron a significar algo para nosotros. Días en los que nos gustaría detener el tiempo, año tras año. ¿Por qué nos importan tanto?

Creo que es porque representan lo esencial, aquello que nos llena y nos hace felices. Después de muchos calendarios vividos, me he dado cuenta de que la vida es como un puñado de fechas. De momentos compartidos, personas irremplazables y buenos recuerdos.

Por eso, cada vez que se acerque uno de esos días importantes, no dudaremos en pensar en algo especial para celebrarlo. Una cena, un regalo, un reencuentro, un abrazo, unas flores o cualquier cosa que ronde nuestra imaginación. Las posibilidades son infinitas y… ¡cuánto las disfrutamos! Eso sí, siempre con la mejor compañía.

La fiesta de diptyque

diptyque también tiene sus fechas favoritas. Y, cuando llegan, se celebran por todo lo alto. Sin ir más lejos, este año ha sido el 50 cumpleaños de la firma. Nada más, y nada menos. Y ¿sabéis cómo ha sido este aniversario?

La Casa parisina no ha dejado de crear y reinventar desde 1968 y la mejor forma de celebrarlo era continuando su historia. Una vez más, nos presentó una nueva fragancia, de esas que convierten en un tesoro los aromas que nos regala la naturaleza.

En 1968 nació L'Eau, su primera creación olfativa, un perfume que, en aquella época, fue presentado como una visión novedosa. Ahora, cuando ya se ha convertido en un clásico, llega el Eau de Parfum Tempo de diptyque para celebrar sus 50 años.

'Tempo' de diptyque despierta todos nuestros sentidos. Te recuerda a algo que ya has olido antes, aunque no sepas ni dónde ni cuándo. Sientes que forma parte de ti desde hace mucho y eso es lo que más me gusta, porque parece que su frasco encierra todo el tiempo vivido.

A la vez, es una fragancia que te hace viajar a lugares en los que nunca has estado. En concreto, a la isla de Sulawesi, en Indonesia. Allí tiene origen su corazón de pachulí, que es elegante, amaderado, terroso y envolvente al mismo tiempo. Un auténtico homenaje a la libertad. Y, junto con las hojas de violeta, se crea una esencia con un sorprendente y sofisticado contraste.

Es precisamente eso, contraste. Es pasado, presente y futuro. Como tú.




Dejar un comentario


Otros artículos que pueden interesarte...

El cielo huele a la vela Baies de diptyque
El cielo huele a la vela Baies de diptyque

por Clara Estévez 12 de diciembre de 2018

Un invierno con la crema de manos 'Gypsy Water' de BYREDO
Un invierno con la crema de manos 'Gypsy Water' de BYREDO

por Clara Estévez 05 de diciembre de 2018

Simplemente Eau de Sens de diptyque
Simplemente Eau de Sens de diptyque

por Clara Estévez 28 de noviembre de 2018

¿A que te mereces siempre lo mejor?

Suscríbete a nuestra newsletter, que no cuesta nada, y te informaremos puntualmente de todas las novedades