Las vistas desde arriba

Las vistas desde arriba

27 de marzo de 2018

Creo que una de las cosas que más me gustan del invierno (o de la recién llegada primavera) es la montaña. Eso sí, siempre sobre unos esquís. A pleno sol y con esa brisa tan característica de la libertad.

Después de mucho tiempo esperando el momento, por fin hay cuatro días para escaparse y desconectar. Nicolás y yo nos vamos con unos amigos de toda la vida. De los que han viajado con nosotros a las estaciones más recónditas en busca de unos días de adrenalina.

Os diré una cosa, amantes del esquí como tú no hay tantos. De hecho, nuestro grupo se mantiene con el paso del tiempo sin bajas ni nuevas incorporaciones. Porque sí, a muchos les encanta este deporte, pero... ¿cómo?

Los de los hielos

En todos los grupos siempre hay uno que le saca el máximo partido a la nieve enfriando unas latas de cerveza. Ese que, al subirse a unos esquís, nos dibuja una sonrisa a cualquiera.

No sabemos si, lo que nos hace reír, son sus movimientos de principiante con mucho flow o sus ganas de llegar a la cafetería cuanto antes.

Cervezas

Esos que no han tenido suficiente con un día pasado por nieve y que, por la noche, te traen los hielos. Para las copas, claro. Porque lo que más les gusta es el viaje, los amigos, disfrutar de un fin de semana diferente.

Su deporte es bailar. Son las almas de la fiesta y son imprescindibles en el grupo para aprovechar el día y, sobre todo, la noche.

Los de los rayos de sol

Suelen ser mujeres, aunque no necesariamente. En este grupo se encuentran aquellas que disfrutan en el telesilla o en las tumbonas de la estación. Algunas ni siquiera tienen esquís, van a la montaña a otras cosas mucho más productivas.

Las identificas porque van sin caso, sin gorro, sin gafas y, si me apuras, sin anorak. Son las que quieren coger un moreno de agosto en pleno mes de febrero y lucirlo a la vuelta en la capital.

Chocolate caliente

La verdad es que, a mi manera, me gusta pasar ratitos así, con ese espíritu, entre bajada y bajada. En el chill out con un chocolate caliente y música de fondo. Y, para esos momentos, llevo siempre conmigo mi Daily Protection de EVE LOM porque entre el frío y el sol...

Mi madre seguro que estará orgullosa de mí al saber que he aprendido la lección y que ya he encontrado una crema con protección que me encanta: es muy ligera, súper hidratante y cuida tu piel.

Los de verdad, esos que son esquiadores

Mi grupo favorito. Porque el mejor ingrediente de un viaje de esquí… es esquiar. Todo un descubrimiento. Estos son los que adoran madrugar siempre que sea para llegar los primeros y disfrutar de la nieve sin pisar. Los que corren al remonte nada más bajar, para volver a subir.

Los que comen en el telesilla un bocata y llevan un bote de leche condensada en el bolsillo para pequeñas urgencias. Los que, cuando cierran pistas, están en el pico más alto para disfrutar esos “minutos de gloria” que solo unos pocos conocen.

Los hay lentos, rápidos, prudentes, locos, principiantes, veteranos, aventureros, tradicionales… Los que siguen las huellas del que va delante y los que trazan su propio camino. Pero todos, esquiadores.

Esquí

Yo soy parte de estos amantes del esquí. Los que no conciben dormir hasta las tantas para recuperarse de la juerga del día anterior. Los que, desde que ponen un pie en algún pueblo de los Pirineos, empiezan su propia cuenta atrás, o adelante. De minutos esquiables.

Porque qué bien nos sabe aprovechar la montaña a los que no la tenemos todo el año. Porque qué desconexión da la velocidad unida a un paisaje increíble. Porque no hay nada mejor en los días de invierno.

Y porque, cuando estés de vuelta y lleguen esos días en los que solo te apetece volver, siempre podrás recordar cómo son las vistas desde arriba… ¡hasta la temporada que viene!




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Otros artículos que pueden interesarte...

Sin filtros
Sin filtros

08 de agosto de 2018

Ruido en blanco
Ruido en blanco

02 de agosto de 2018

Las huellas de agosto
Las huellas de agosto

25 de julio de 2018

¿A que te mereces siempre lo mejor?

Suscríbete a nuestra newsletter, que no cuesta nada, y te informaremos puntualmente de todas las novedades